Tanzania: Rutas a la Carta

Si necesitas algo diferente o especial, si tienes un sueño, nosotros te ayudamos a hacerlo realidad. Tanzania ofrece al viajero dicha posibilidad y no nos podemos permitir el lujo de desaprovecharla.

  • Podemos crear tus rutas con un centro de interés personal (fauna, tribus, etnias, ciudad, parques, birding, trekking, aventura,…). Dicho centro de interés puede ser transversal durante toda la ruta o temporal en el momento que desees.
  • Los lugares a visitar los decides tú.
  • Puedes escoger la categoria del alojamiento
  • ¿Quieres que el transporte sea exclusivo y privado?
  • ¿De cuántos días dispones?
  • ¿Necesitas una presentación previa al viaje?
  • Guías locales con el idioma que prefieras
  • ¿Qué tipo de pensión deseas? (sólo desayuno, media pensión o pensión completa)
  • ¿Quieres que alguien te acompañe desde tu ciudad de origen?
  • ¿Algún extra o detalle especial?

¿Prefieres viajes programados?

>

¿Por qué nosotros?

>

Planificamos tu viaje perfecto

 

SUGERENCIAS

Tanzania tiene como máximo exponente una vegetación típica conocida como miombo, compuesta por pastos y arbustos que cubre una tercera parte del territorio.

Los cañaverales y pastizales con densas selvas de manglares han sido convertidos, en su mayoría, en parques nacionales y reservas de caza. También abundan las palmeras datileras silvestres, las fragantes orquídeas, los líquenes, las flores silvestres, lobelias e higueras gigantes, baobabs, tamarindos, árboles de caoba, acacias y helechos.

Si la flora es exuberante, la riqueza de la fauna es uno de los mayores atractivos del país. La migración de los ñus en julio y agosto, ofrece uno de los espectáculos más fascinantes que la naturaleza puede ofrecer. También es impresionante ver a los magníficos elefantes desbrozando la corteza de los árboles, el baño de barro de los hipopótamos, los sorprendentes rinocerontes, las pintorescas cebras, los topis, los babuinos, las jirafas, los fieros jabalíes, los calaos, los cocodrilos, los lagartos monitor, los impalas, los míticos búfalos, las ágiles gacelas, los alces africanos y el león, el rey de la selva.

Observar y contemplar la vida de los leones es una experiencia que no se olvida fácilmente. Ver como las hembras cazan mientras los machos defienden el territorio, como los cachorros juegan con sus padres, como devoran sus presas y escuchar sus rugidos de cerca es toda una vivencia. A todo esto hay que añadir que Tanzania es uno de los pocos lugares donde todavía quedan los míticos leones de melena color azabache.

También podrán disfrutar viendo a otros impresionantes carnívoros como son los rápidos guepardos e inteligentes leopardos. No podían faltar los carroñeros como las risueñas hienas y los buitres.
En las zonas pantanosas no es extraño encontrarse con serpientes pitón enroscadas en los árboles. Por otro lado, merecen especial mención los chimpancés del Lago Tanganica y los monos azules del Lago Manyara.

Las aves son un mundo aparte: pelícanos, flamencos, grullas coronadas, ibis sagradas, chorlitos, garcetas, avestruces, pájaros secretarios, cigüeñas, marabues, patos, gansos, garzas, martín pescadores, espátulas, jacanas africanas, estorninos soberbios, carracas de pecho púrpura y un buen número de rapaces.

En Tanzania se encuentra la gran fosa tectónica africana ocupada por las cuencas de los lagos Malawi y Tanganica, el segundo mayor lago del mundo con 1.433 metros de profundidad. A estos dos lagos se une el tercero más extenso del planeta, el Lago Victoria con 43.173 kilómetros cuadrados.

El sistema de fisura ha conformado depresiones importantes como el Valle de Pangani y el Pantano de Malgarasi.

La red fluvial es irregular ya que los ríos no son permanentes. Sin embargo en esta tierra nacen el Nilo, el Congo y el Zambezi. Tiene también islas coralinas prácticamente llanas en las que llueve abundantemente como la Isla de Zanzíbar y Pemba.

Parque Nacional del Cráter Ngurdoto Arusha
Es uno de los parques más pequeños del país, aunque esto no impide que concentre un gran número de animales. Está situado a 32 km. de Arusha y se encuentra dividido en tres zonas: el Cráter Ngurdoto, los Lagos Momela y el Monte Meru, volcán inactivo de 4.566 metros de altura.

La vegetación está compuesta por mangos silvestres, olivos, higueras, palmeras datileras, orquídeas, líquenes y helechos. La fauna ofrece una gran variedad como babuinos, molos colobos, búfalos, rinocerontes, cobos acuáticos, alcéfalos, elefantes, jirafas, hipopótamos, hienas y leopardos.
Las aves más comunes en este entorno son los gansos, flamencos, pelícanos, garzas, cigüeñas, garcetas, espátulas, patos y chorlitos.

Parque Nacional Gombe Stream

Con una extensión de 52 kilómetros cuadrados este parque tiene fama mundial ya que es el lugar donde Jane Goodal estudió a los chimpancés, además es por su gran riqueza visual una de las zonas donde la National Geographic Society ha realizado varios documentales.

Parque Nacional del Kilimanjaro
Fue creado en el año 1973 y se extiende por una superfície de 756 kilómetros cuadrados. A la montaña del Kilimanjaro se la ha denominado El techo de África y es que esta cumbre es la más alta del continente africano y un paraíso para los amantes de la escalada. Se alza entre Kenia y Tanzania y está formado por tres volcanes dormidos: el Kibo, el Shira y el Mawenza. El Kibo se corona con la cima más alta de África, el Pico Uhuru (5.895 metros). El profesor alemán Hans Meyer conquistó esta cima en el año 1889. Esta cumbre tan sólo es accesible para los escaladores profesionales y expertos, pues no sólo se necesitan buenas condiciones físicas sino también cumplimentar los requisitos organizativos que impone el Estado. Antes de comenzar la escalada hay que pagar unas tasas a una sociedad de trekking autorizada. También hay que elegir un buen guía. Existen ocho posibles rutas para alcanzar el Kilimanjaro, sin embargo, la más popular y asequibles es la que parte de la localidad de Marangu.

Este pueblo está rodeado de plantaciones de café y plátanos, plagado de montañeros, escaladores y turistas. Aquí se puede adquirir el equipo necesario para emprender la aventura y contratar los servicios de los portadores chagga.
La mejor época para subir al Kilimanjaro es el comienzo del año, durante los meses de enero y febrero. La subida a la montaña requiere al menos cinco días de trayecto por esta ruta, aunque existen otras vías para las que se necesitan al menos seis días. El paisaje desértico y lunar que se disfruta en la subida le proporcionará la sensación de llegar al fin del mundo. Los ocho itinerarios que conducen a la cima del Kilimanjaro son los siguientes: el Loitokitok y la ruta de Western Beach (reservadas para los montañeros expertos), el itinerario de Marangu, el de Mahame (uno de los más espectaculares), el itinerario de Umbwe (el más directo), el de Mweka, el de Shira (el menos frecuentado) y el itinerario de Rongaï.
Los principales hábitat del Parque son: el bosque de montaña, el páramo y el desierto alpino. La zona de los bosques llega hasta los 2.800 metros de altura y la de los páramos se puede contemplar hasta los 4.000 metros de altitud. En estos lugares se pueden ver magníficos ejemplares de lobelias y senecios.
La montaña mágica del Kilimanjaro ha sido origen y el escenario de leyendas, libros, poemas y películas. Sus nieves eternas han acompañado las historias más enternecedoras y las aventuras más intrépidas. La mítica montaña fue incluida por la UNESCO en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad en el año 1987.
En la localidad de Arusha o Moshi se encuentran dos de las principales entradas al parque. Aquí también se han instalado empresas especializadas en trekking.

Parque Nacional del Lago Manyara
Una imagen típica pero no por ello menos hermosa de este parque es la que ofrecen los leones encaramados en las acacias. La visita a este parque suele complementarse con el recorrido por el Parque Nacional de Serengeti y por el Ngorongoro.
Al tener distintos hábitats posee una gran variedad de fauna y flora en una pequeña zona. Es una región semiárida donde puede contemplar selvas de aguas subterráneas, zonas pantanosas, cañaverales, praderas, bosques de acacias, baobabs, arbustos espinosos y fuentes termales sulfurosas.

Los árboles están plagados de monos azules, monos tota y babuinos. En su visita podrá disfrutar con la magnífica vista que ofrecen los impalas, elefantes, búfalos, cebras, jirafas, ñus, antílopes y cobos acuáticos, hipopótamos, cigüeñas, marabúes, rinocerontes y lagartos monitor. También verá pelícanos, flamencos, patos, gansos, garzas y martín pescadores.

Parque Nacional Mikumi
Este parque formaba parte de la reserva de animales de Selous antes de la fundación del ferrocarril TAZARA que acabó dividiéndola. En sus 1.300 kilómetros cuadrados podrá ver leones, ñus, cebras, búfalos, elefantes e hipopótamos.

Parque Nacional Mahale Mountains
Con el Lago Tanganika como centro alberga una de las colonias de chimpancés más numerosas de Tanzania.

La fauna de este parque, aparte de los chimpancés, está basada en peces de colores y pájaros acuáticos.
Parque Nacional de Ruaha
Es uno de los parques menos explorados de Tanzania. Abundan los baobabs y las aves. También se pueden ver hipopótamos, cocodrilos, elefantes, leones, martas y antílopes.

Parque Nacional del Serengeti
Maa Siringhet es la denominación swahili de esta gran llanura que alberga la concentración más alta de animales del mundo. Aquí conviven más de 1.300 ñus, 500.000 gacelas, 200.000 cebras, 150.000 impalas, 80.000 búfalos, 13.000 jirafas, 1200 elefantes y 3.000 leones. Además, se pueden ver ejemplares de topi, caama, raficero, oribi, dik-dik, oreotragus, redunca meridional, redunca bohor, cobo, antílope enjaezado, duiker gris, potamocero, jabalí verrugoso, guepardo, leopardo, chacal rayado, hiena manchada, próteles y babuino, entre otras especies.

Ocupa una superficie de 14.763 kilómetros cuadrados comprendidos entre la meseta del Ngorongoro y el Lago Victoria. El paisaje que domina este bello espacio natural se caracteriza por la presencia de peñascos aislados conocidos con el nombre de kopje. Serengeti fue protegido como reserva natural primero y en 1951 como Parque Nacional gracias a los esfuerzos de naturalistas y científicos procedentes de todo el mundo, ya que en su día estuvo amenazado por criadores de ganados y cazadores furtivos.
La mejor época para visitarlo es de diciembre a mayo. Una de las estampas más características del Parque está protagonizada por los ñús, que cada año realizan una espectacular migración a través de la frontera entre Kenia y Tanzania, llegando a Tanzania en el mes de noviembre.
El Parque se localiza a 335 kilómetros de distancia de Arusha, a 150 kilómetros del Cráter del Ngorongoro y a 200 kilómetros del lago Manyara.

Parque Nacional Tarangire
Es elegido por numerosos animales durante la estación seca gracias al río Tarangire. En él podrá contemplar más de 300 especies distintas de aves, antílopes, ñus, cebras, elefantes y serpientes pitón en las zonas pantanosas.

Reserva Jozani
Cerca de la ciudad podrá encontrar la Reserva Jozani, en la que verá los monos descubiertos por Sir John Kirk, explorador, naturista y diplomático que realizó unos espectaculares registros fotográficos de esta zona de África.

Reserva Nacional Mkomazi
Con 540 kilómetros cuadrados de extensión de reciente creación los esfuerzos de los encargados de esta reserva van dirigidos a proteger sobre todo a los leopardos y los perros salvajes. También cuenta con una gran variedad de aves.

Reserva Nacional Ngorongoro
Cráter volcánico de veinte kilómetros de diámetro situado a 2.286 metros de altitud y con un fondo de 610 metros. La vegetación que predomina es selva tropical y herbazales en el fondo de la caldera.

Este entorno contiene una gran variedad de fauna como dik-diks, elefantes, ñus, cebras, gacelas, búfalos, rinocerontes, leones de melena negra, licaones, hienas manchadas, hipopótamos, avestruces, garcetas, pájaros secretario y grullas coronadas.
Reserva Nacional Selous
Se encuentra en muy buen estado gracias a su aislamiento. Cuenta con abundantes ríos que cruzan sus 54.600 kilómetros cuadrados de extensión, siendo el principal el río Rufiji, en el que desembocan el Great Ruaha y el Kilombero.
Su vegetación predominante es el bosque de miombo, cuyos árboles curiosamente son resistentes al fuego.

La fauna es muy abundante. Cuenta con más de cien mil elefantes, dieciocho mil hipopótamos, dos mil rinocerontes negros, doscientos mil búfalos, ochenta mil ñus, sesenta y cinco mil cebras, siete mil antílopes sable, treinta y dos mil facóqueros y cincuenta y dos mil alcéfalos entre otras muchas especies, entre los que se encuentran los cocodrilos.

Tanzania es uno de los enclaves donde se han encontrado importantes restos arqueológicos que sirven como pistas para las diferentes hipótesis sobre el origen del hombre.
Algunos descubrimientos importantes han sido por ejemplo el cráneo de un homínido de 1.750.000 años descubierto por Mary Leakey en Olduvai George en el año 1959 y que actualmente se puede ver en el Museo Nacional de Dar es Salaam, o las huellas datadas con cuatro millones de años de antigüedad, prueba de la postura erecta de nuestros antepasados, encontradas en Laetoli.
Mucho tiempo después, Tanzania fue invadido por distintos pueblos que fueron dejando su huella en las manifestaciones artísticas como la arquitectura colonial portuguesa o las influencias chinas o persas.
En 1880 los alemanes se hicieron con el territorio costero y los estilos alemanes se impusieron. Sin embargo, la mayoría de la población musulmana continuó prefiriendo el arte islámico con sus hermosas mezquitas con impresionantes minaretes y patios espaciosos.
A estas muestras de arte extranjero hay que añadir la artesanía tribal propia del país. Son excelentes las tallas de madera que representan animales salvajes o distintas escenas cotidianas de la vida de los tanzanos. También son muy hermosas las máscaras y los bustos.
Mención aparte merecen las joyas, verdaderas obras de arte realizadas en madera, malaquita o azerita. Las muestras de artesanía masai son muy apreciadas, escudos, lanzas, adornos, etc.
La literatura actual tanzana tiene como origen las múltiples leyendas, historias y cuentos que se han transmitido por tradición oral de padres a hijos durante generaciones. Son narraciones de gran pureza. Las publicaciones suelen estar impresas fundamentalmente en inglés y suajili.
Son muy interesantes también las danzas tribales acompañadas de ritmos repetitivos muy melodiosos. En ellas se suelen representar hechos importantes para la vida de las distintas tribus como por son las cacerías, guerras, casamientos o la recolección de las cosechas.
Tanzania está compuesta por más de 120 grupos étnicos conformando un mosaico de lo más variado. De estos grupos el más numeroso es el sukuma, que representa cerca del 13% de la población total. El resto de las tribus no supera el 5%. Los habitantes del país que no son africanos significan únicamente el 1% y se dividen en europeos, paquistaníes, indios y árabes. Sin embargo estos grupos minoritarios se hacen notar en el panorama racial tanzano ya que suelen ocupar puestos administrativos o comerciantes, participando activamente en la sociedad y poniendo su nota de color y exotismo en el país.
El pueblo tanzano es amable, simpático, orgulloso, receptivo y atento. Si usted los trata correctamente no tendrá ningún problema con ellos, sino todo lo contrario, descubrirá que son un pueblo comunicativo, deseoso de comprender costumbres ajenas a las suyas y de compartir su alegría y sus conocimientos.
La familia tanzana está muy unida. Los niños son una parte muy importante de ella, quizá porque muy pocos consiguen sobrevivir.

En este país verán muchas mujeres con velo ya que la religión mayoritaria en el país es el Islam. Los ancianos son venerados, sobre todo en los asentamientos tribales, ya que ellos representan la sabiduría.
Son pueblos amantes de la libertad, quizá, porque la respiran desde su nacimiento en la naturaleza que les rodea. Respetan profundamente a los animales y el ciclo vital de los mismos.
La esperanza de vida es muy baja en Tanzania. El promedio de vida de los hombres es de 48 años y de las mujeres de 54. La mortalidad infantil es muy alta. Lo cierto es que en Tanzania hay un serio problema de desnutrición que actualmente se intenta combatir seriamente por parte de instituciones públicas. Además, el gobierno tanzano ha realizado un importante esfuerzo, desde finales de la década de los años 60, consiguiendo que un 85 de la población se alfabetizara; también se ha realizado este esfuerzo en sanidad y actualmente funciona una red estatal de servicios médicos que incluye hospitales y dispensarios que realizan una buena labor preventiva gracias a la cual se ha producido un gran avance para combatir enfermedades como la malaria, la enfermedad del sueño y la esquistosomiasis.
En cuanto a la religión, un 32% de la población es musulmana, un 28% católica, un 22% animista y un 11% protestante.

En Tanzania no faltan las actividades en las que ocupar su tiempo. Puede practicar la escalada en la montaña más alta del continente africano, deportes acuáticos como submarinismo o windsurf y recorrer el país haciendo safaris por los parajes naturales más espectaculares

Actividades deportivas

  • Pesca: Si es usted amante de la pesca ha encontrado el país ideal. Se puede practicar tanto en el Océano Indico a bordo de barcos de pesca tradicionales o en yates alquilados, como en los ríos y lagos del país. Las truchas de los ríos que rodean al Kilimanjaro tienen muy buena fama. Los principales peces de agua dulce que se capturan aparte de las truchas son la tilapia, la perca del Nilo y el pez tigre.
  • Deportes Náuticos: En Tanzania puede practicar cualquier tipo de deporte náutico como windsurf, buceo, pesca submarina, etc.
  • Caza: Está prohibida a menos que se realice a través de empresas especializadas que cuentan con los permisos necesarios por lo que es conveniente informarse antes de emprender esta actividad.
  • Escalada: La escalada del Kilimanjaro es otra de las actividades favoritas para los amantes de este deporte, pero debe tomar varias precauciones a la hora de emprender la ascensión que se las dirá el guía. Se puede subir en cualquier época del año aunque no es aconsejable hacerlo en abril y mayo debido a las lluvias. La ascensión puede durar entre seis y siete días no se puede olvidar que esta es la montaña más alta y famosa de todo África. En la cercana población de Marangu se puede adquirir todo lo necesario, comida, equipo, porteadores y también alquilar el derecho de alojamiento en los refugios.
  • Golf: Puede disfrutar practicando este deporte en cualquiera de los tres campos con que cuenta el país, situados en Arusha (con nueve hoyos), Moshi (con 9 hoyos) y Dar es Salam (con 18 hoyos).

Actividades de ocio

  • Safaris: Si usted se conforma con disparar su cámara fotográfica encontrará safaris diseñados especialmente con este fin donde podrá inmortalizar, en imágenes, a los animales salvajes en su hábitat natural.
  • Entretenimiento Nocturno: En las principales ciudades no faltan lugares de diversión como cafés, bares, discotecas, normalmente ubicadas en los hoteles. También se puede comer en restaurantes de buena calidad en los que se sirven exquisitos platos del país y en los que normalmente los fines de semana hay baile durante las cenas.