Sudáfrica: Rutas a la Carta

Si necesitas algo diferente o especial, si tienes un sueño, nosotros te ayudamos a hacerlo realidad. Sudáfrica ofrece al viajero dicha posibilidad y no nos podemos permitir el lujo de desaprovecharla.

  • Podemos crear tus rutas con un centro de interés personal (fauna, tribus, etnias, ciudad, parques, birding, trekking, aventura,…). Dicho centro de interés puede ser transversal durante toda la ruta o temporal en el momento que desees.
  • Los lugares a visitar los decides tú.
  • Puedes escoger la categoria del alojamiento
  • ¿Quieres que el transporte sea exclusivo y privado?
  • ¿De cuántos días dispones?
  • ¿Necesitas una presentación previa al viaje?
  • Guías locales con el idioma que prefieras
  • ¿Qué tipo de pensión deseas? (sólo desayuno, media pensión o pensión completa)
  • ¿Quieres que alguien te acompañe desde tu ciudad de origen?
  • ¿Algún extra o detalle especial?

¿Prefieres viajes programados?

>

¿Por qué nosotros?

>

Planificamos tu viaje perfecto

 

SUGERENCIAS

Sudáfrica es un verdadero paraíso natural formado por numerosos parajes naturales poblados de vida salvaje. En éstos se han contabilizado más de 300 especies diferentes de mamíferos terrestres entre los que destaca la musaraña pigmea y el elefante. También merece la pena destacar la presencia de leopardos, rinocerontes, leones y búfalos. La mayor parte de la fauna surafricana habita en cotos de caza. Una de las más importantes reservas es la del Parque nacional Kruger, situado en el noreste del país en el límite fronterizo con Mozambique. El Parque se fundó en 1926 y ocupa una extensión de 19.485 kilómetros cuadrados y cuenta con casi todas las especies salvajes autóctonas. Otro parque de interés es el Gemsbok Kalahari, próximo a Cradock. En los parques naturales de Sudáfrica crecen, se reproducen y mueren más de un 10 por ciento del total de especies vegetales, aves y peces del mundo. Entre las aves destacan el avestruz, el francolín, la codorniz y la pintada. Este país africano, además alberga una de las floras más ricas del planeta. Aquí se desarrollan más de 25 mil especies vegetales diferentes, la mayoría de las cuales son autóctonas. Destaca la flora de la zona del Cabo, cubierta de vegetación mediterránea y donde abundan las plantas de hoja carnosa. En la zona del Karoo se pueden ver especies típicas de la estepa. En Natal predominan los bosques de hoja perenne y las plantas de grandes y hermosas flores. Muchas de las especies que integran la flora surafricana están protegidas, como es el caso de las cicadáceas.

En la zona de lluvias torrenciales del Eastern Lowveld se encuentran las más impresionantes selvas tropicales del país. Aquí se pueden ver bellos ejemplares de palmeras y bosques de cedro. La vegetación de la meseta depende de la zona en la que crezcan: en el Veld alto predomina la pradera, en el Veld abunda la flora típica de la sabana y en el Veld Medio aparecen matas. Las reservas de animales que se extienden por toda la superficie de Sudáfrica, desde las dunas desérticas y las sabanas hasta los frondosos bosques subtropicales son paraísos botánicos y faunísticos. La fauna protegida en estos lugares está representada por el elefante africano, el león, el leopardo, el rinoceronte blanco y el búfalo.

La cocina sudafricana se caracteriza por la utilización de carnes y mariscos en la elaboración de sus principales platos. El recetario sudafricano está compuesto por especialidades de la cocina autóctona tradicional y recetas con claro influjo de la cocina inglesa. El plato estrella de la cocina tradicional africana son las gachas de avena dura, que suelen ir acompañadas con salsa de carne o verduras. Entre los afrikáners es muy popular un tipo de cocina denominada boerekos (comida de granjeros).

La cocina del Cabo es la cocina que introdujeron en el país los antiguos esclavos asiáticos y es una de las ofertas culinarias más populares de Sudáfrica. Esta cocina se caracteriza por la utilización de curry y otras salsas especiadas. Los platos más destacados son: el bobotie (picadillo picante), los sosaties (una especie de kebab con carne picada) y el pudín malva. Otras delicias que se pueden degustar en cualquiera de los buenos restaurantes que salpican las ciudades sudafricanas son: brochetas de carne, langosta, cazuela de verduras, el potjiekos (puchero), boerewors (salchicha picante) y el pollo peri-peri, que se sazona con un condimento de origen portugués que da nombre al plato (peri-peri). Este condimento también suele acompañar al braai (carne asada).

Todos estos platos suelen servirse junto a los excelentes vinos nacionales, ya que en este país se producen excelentes brandys y vinos dulces. Las zonas más productivas del país son las del Pequeño Karroo, las Winelands (Paarl, Franschhoek, Stellenbosch) y la Bahía Walker. En Sudáfrica también es muy popular la cerveza, sobre todo las de tipo lager (suaves y ligeras). También destaca la cerveza Mitchell de Knysna.

Sudáfrica es un auténtico paraíso en el que se puede encontrar una gran variedad tanto de animales como de vegetación, de hecho, los parques naturales son uno de los máximos atractivos de este exótico país. En Sudáfrica, se encuentra el Parque Nacional Kruger, uno de los más importantes del mundo.

Parque Nacional Kalahari-Gemsbok
Se encuentra en el límite fronterizo entre Namibia y Botswana. El parque cubre aproximadamente una zona aproximada de 10.000 kilómetros cuadrados. El Kalahari Gemsbok y el Parque Nacional Gemsbok de Botswana juntos, ocupan más de 36.000 kilómetros cuadrados. No existen barreras artificiales que separen ambos espacios naturales, por lo que los animales se trasladan sin problemas entre los Parques. El Parque Nacional Kalahari-Gemsbok es famoso por albergar a los orix, antílopes que recorren todo su territorio.

También se pueden ver leones del desierto y guepardos. Una de las curiosidades que alberga este parque es que en varias zonas del desierto crecen melones silvestres. La mejor manera de visitar el parque y de disfrutarlo plenamente es viajando en un vehículo todo-terreno. Una de las actividades más curiosas que se pueden realizar en el Parque es la observación nocturna de los gamos.

Parque Nacional Kruger
Es uno de los parques naturales más importantes del mundo y uno de los más antiguos. Se localiza en el límite fronterizo con Mozambique y se extiende sobre una superficie de 19.485 kilómetros cuadrados. Es el hábitat de una rica fauna en la que destaca la presencia de leones, leopardos, guepardos, jirafas, hipopótamos, elefantes, búfalos y rinocerontes.

La buena organización del parque permite ver a los animales en su hábitat natural sin ningún peligro. Los principales accesos son Skukuza y Nelspruit, localidades cercanas a Johannesburgo. En dichas poblaciones se han instalado buenos alojamientos en forma de cabañas bien acondicionadas. Dichas viviendas están gestionadas por la Dirección de Parques Nacionales.

La población tan diversa que posee Sudáfrica la enriquece tanto cultural como espiritualmente. Esa diversidad se refleja en la variedad de credos y costumbres que se pueden sentir en el país. Aunque desde un principio Sudáfrica estuvo influida por occidente, también ha sabido mantener las tradiciones africanas.
La historia del arte surafricano se remonta a la Edad de Piedra, ya que son numerosas las grutas donde se han encontrado pinturas rupestres. Hasta el momento se han descubierto más de 3.000 lugares de interés arqueológico.
Los primeros artistas estaban influidos por las corrientes británicas y holandesas. A partir de la Segunda Guerra Mundial, los artistas locales de los barrios periféricos de Johannesburgo se convirtieron en figuras notables del arte africano. El paisaje africano es un tema presente en todos los artistas, identificándose cada vez más con su entorno. Todos los grupos culturales han contribuido a la belleza arquitectónica de Sudáfrica. Desde las chozas de ramas y paja del pueblo Khoisan, a las casas de estilo holandés del Cabo, pasando por el atractivo barrio malayo de ciudad del Cabo.
A finales del siglo XIX surgió una arquitectura propia a partir del modelo victoriano.
En otras artes como la danza siempre ha sobresalido el pueblo africano, ya que la música y la danza forman parte de actos cotidianos como la caza, el trabajo o las ceremonias de iniciación. En los últimos tiempos la danza se ha desarrollado junto al teatro-protesta y a la representación. En teatro se sigue la tradición africana que se caracteriza por su naturaleza ritual y simbólica, con fuertes elementos narrativos y diferentes danzas. En música el tipo más común es la coral. La música popular adopta un carácter africano y los africanos están considerados figuras claves en jazz, afro rock y blues. Los musicales-protesta han creado ciertos estilos y técnicas de escena como son el toyi-toyi, la mapantsula y el isicatam.
La literatura comenzó tratando el tema de la patria y las luchas políticas y lingüísticas de los surafricanos. Después de la Guerra Anglo-boer aparece el tema de la guerra y la naturaleza. En los años 40 y 50 los temas tienen que ver con la política y la nueva conciencia social.
La literatura en lengua africana es de tradición oral y ha pasado de generación en generación. En la actualidad se percibe en Sudáfrica el gran desarrollo que ha experimentado en los últimos años el mundo editorial africano.
La población de Sudáfrica se estima en 39 millones de habitantes aproximadamente, de los cuales el 75% son de raza negra, el 14% de raza blanca, el 9% mestizos y el 3% de raza amarilla y asiáticos. Entre la población negra se pueden diferenciar varias etnias: zulúes, que constituyen el grupo más numeroso, tswana, venda, xosa, sotho, tsonga, suazi, pedi y ndebele. La población blanca está compuesta principalmente por descendientes de holandeses, alemanes, franceses y británicos. Los asiáticos son mayoritariamente de ascendencia india. Sudáfrica se nutre de la convivencia entre las comunidades tradicionales y desarrolladas, los pueblos de origen autóctono y las comunidades de origen europeo y asiático. Todos estos pueblos, con idiomas, creencias y costumbres diferentes, enriquecen el país, otorgándole diferentes valores espirituales y estéticos. Desde el año 1948 hasta la década de 1990 el gobierno surafricano practicó una política de segregación racial conocida con el nombre de Apartheid. Su fin último era conseguir una situación de dominio de la población blanca sobre el resto. En el año 1991 gracias a presiones nacionales e internacionales, la base legal del Apartheid fue desmantelada.
En cuanto a la religión, la mayoría de la población es cristiana. También hay creencias tribales en un 13%. En las ciudades existen además de iglesias, sinagogas y mezquitas.
Sudáfrica es un lugar extraordinario para encontrar agradables sorpresas, disfrutar de magníficos paisajes y relajarse bajo el sol en espléndidas playas. Los excursionistas pueden disfrutar al aire libre y admirar la belleza natural de los numerosos parajes y parques naturales que salpican el país. Estos espacios posibilitan la práctica de deportes de contacto con la naturaleza como el senderismo o la escalada. La mayoría de estas reservas de animales y parques naturales organizan interesantes safaris que permiten estar en pleno contacto con la naturaleza.

Algunas reservas disponen de un servicio de vehículos todo terreno. Lo más recomendable es realizar un safari fotográfico. Además de los parques estatales, también hay reservas privadas que cuentan con la misma fauna que los parques nacionales y que se localizan al lado de los mismos. Estas reservas privadas disponen de alojamientos de lujo y ofrecen un servicio de guardabosques que organizan la visita a este espacio natural. Las reservas privadas mejor organizadas se localizan al oeste del Kruger. Si desea ir por cuenta propia, le recomendamos que visite las reservas animales de KwaZulu Natal, entre las que destacan Hluhluwe Umfolozi, Mkuzi e Itala.
En Sudáfrica se está extendiendo la práctica del submarinismo. Se recomienda practicar la inmersión en la costa norte de KwaZulu. En la costa también se pueden realizar rutas a caballo. Otras actividades populares en Sudáfrica son la pesca y el rafting, que se pueden practicar en los ríos Tugela y Orange, la observación de las aves, el montañismo, el parapente, el esquí y la escalada.
La diversión está garantizada en cada uno de los establecimientos de entretenimiento de las grandes ciudades. Los restaurantes ofrecen cartas de cocina internacional de calidad, (china, japonesa, francesa, italiana, mexicana e india), así como también platos de la gastronomía típica sudafricana.